» » Propiedad intelectual en tu emprendimiento

Propiedad intelectual en tu emprendimiento

Giovanni Rossomando

Abogado, empresario, locutor y profesor universitario, experto en temas de propiedad intelectual, negocios, start ups, y marketing digital.

5 de Diciembre del 2016 Emprendedores

Sacar adelante un emprendimiento es a todas luces, una proeza. No sólo es comenzar a diseñar una idea, se trata de trazar una estrategia de puesta en marcha en la que no se puede descuidar ningún aspecto. Y precisamente uno de los aspectos más cruciales es el relativo a la propiedad intelectual en tu emprendimiento.

Abordando el emprendimiento

Propiedad intelectual

Por más que leamos y nos documentemos, cosa que por demás es necesaria, no hallaremos un modo estándar para abordar un emprendimiento. Todo depende directamente de la clase de negocio que pondremos en marcha, y por lo tanto las condiciones, requerimientos y retos serán de la medida de ese tipo de empresa.

Los primeros pasos o como le llaman varios autores, “la fase temprana”, nos encuentran ideando, anotando, diseñando, calculando. Por lo general nos encontramos sin el dinero suficiente, precisamos de financiamientos, personal, socios, aliados, en fin, toda una tarea de sumar y conectar que irá brindando forma a la idea.

Y en este momento temprano es donde vas a tener claro qué modelo de negocio tendrá tu negocio, la creación de tu empresa, y por supuesto, lo relativo a la propiedad intelectual en tu emprendimiento con el nombre de la empresa, y el nombre o nombres de tus productos y servicios que deberás adelantar en proteger.

Cuidar todo

Ya tienes el nombre de tu empresa, ya tienes claro qué vas a ofrecer, sea bienes o servicios, y tienes pensado hasta un lema comercial. Pues es hora de cuidar todos y cada uno de esos aspectos.

¿Qué vas a cuidar? Comencemos por los nombres. Protege tanto el nombre de tu empresa, así como todos y cada uno de los nombres de tus productos , sean éstos bienes tangibles o servicios. A los efectos de cuidar esto iniciarás los procedimientos de solicitud de registro de marcas, nombres comerciales y lemas comerciales que sean necesarios.

En anteriores entregas en este blog hemos conversado sobre la importancia del registro de tu marca, por lo que no conversaremos de ello específicamente aquí, pero no sólo son las marcas las que vas a proteger.

Si tienes invenciones que planeas comercializar entonces deberás proteger tus diseños, software o lo que sea de que se trate tu invención mediante la solicitud de registro de las patentes de invención respectivas.

idea-1014016_1920

Contratos de no divulgación de secretos industriales también te recomendamos encarecidamente que los registres y cuides tus espaldas con ello. En materia de secretos comerciales no hay medida pequeña que subestimar ya que en mucho tu éxito dependerá de lo bien cuidado de tus secretos y know how.

Si tienes prototipos de productos, software o diseños, no dejes proteger cada aspecto. De una parte de ello puede surgir una potencial competencia que estamos seguros no querrás tener tan pronto.

Tu presencia digital es otro aspecto de vital importancia a la hora de emprender. Y no escapa a la importancia que tiene la propiedad intelectual en tu emprendimiento, pues también es importante que cuides cada nombre de tu empresa o productos en el espectro 2.0, desde los nombres de tus fan pages en redes como Facebook, hasta tus nicknames de Instagram, Twitter, Pinterest, Google+ entre otras.  Todo ello lo protegerás como marcas en su respectiva clasificación internacional.

A dónde acudir para proteger mi propiedad intelectual

Para adelantar todos estos aspectos que deberás ir cuidando vas a acudir a la autoridad administrativa de tu país encargada de estos trámites. Allí te contactarás con los departamentos respectivos tanto de marcas, como de patentes. Procura asesorarte bien en cuanto a requisitos, impuestos y modo de presentar cada solicitud que llevarás a cabo ante dichas dependencias. Ten en cuenta que por lo general se están actualizando y también te tocará ponerte al día en sus requerimientos.

Esperamos que estas orientaciones te sirvan de utilidad a la hora de considerar en tu estrategia de puesta en marcha todos los detalles que implican.

 

¡Déjanos tu opinión!