» » Las relaciones de tu emprendimiento: los socios de tu empresa

Las relaciones de tu emprendimiento: los socios de tu empresa

Giovanni Rossomando

Abogado, empresario, locutor y profesor universitario, experto en temas de propiedad intelectual, negocios, start ups, y marketing digital.

7 de Noviembre del 2016 Emprendedores

En todo emprendimiento partiendo más allá de la idea de iniciar una empresa y ponerla a producir, la conformación del equipo humano primario es fundamental. Este equipo que llamamos primario no viene a ser otro que el de los socios de nuestra empresa. En esta entrega abordaremos algunos aspectos a tomar en cuenta en torno a las relaciones de tu emprendimiento: los socios de tu empresa.

Los socios de una empresa

La base de la empresa: los socios.

Cuando comenzamos a conformar en los hechos, los diversos aspectos que nos conducirán a tener nuestra empresa formalmente constituida y en marcha, el factor fundamental es el factor humano con el cual comenzaremos. Recordemos que cuando vimos la personalidad jurídica apropiada para nuestro emprendimiento, el requisito básico para que una compañía anónima sea constituida, es que la misma esté conformada por al menos dos socios.

¿Quiénes pueden ser socios de una empresa?

Para conformar una empresa, no se necesita que los socios sean personas naturales a priori, pueden conformar una empresa tanto personas naturales como personas jurídicas. Esto es importante a la hora de considerar las estrategias de alianza comercial con las cuales se puede dar inicio a un emprendimiento.

Recordemos en cuanto a las personas jurídicas, que estas son un ente abstracto capaz de asumir deberes y derechos, al mismo tiempo que tiene capacidad para desempeñarse con personalidad propia, independiente de la de los socios que la conforman. Su nacimiento comienza desde el momento en que es constituida válidamente conforme a la Ley.

En nuestro caso nos interesan son las personas jurídicas de carácter mercantil. No necesitamos precisar qué es una persona natural.

Deberes y derechos de los socios

socios

Los socios de una empresa tienen una serie de deberes y derechos para con la misma, y con ocasión de su participación en la misma.

Podemos mencionar en cuanto a deberes, el de cubrir al ente social, en este caso la empresa, con el monto de su aportación societaria declarada en el documento constitutivo-estatutario de la empresa, esto es, cubrir su aportación representada en acciones, y en el plazo convenido para ello.

En caso de falta por parte de algún socio, la sociedad podrá reclamarla judicialmente o incluso vender la participación accionaria de ese socio.

En cuanto a derechos básicamente hablamos de dos grandes categorías de derechos: Patrimoniales y Corporativos. En cuanto a los derechos patrimoniales, estos consisten en que los socios participen de las utilidades que las sociedades obtengan anualmente, proporcionalmente al monto de su aportación. Y de participar también en la cuota final de liquidación de ser el caso que esto llegase a ocurrir.

En cuanto a los derechos corporativos podemos señalar que abarcan desde el derecho que tienen los socios de participar en las deliberaciones de la sociedad mediante el voto, de manera proporcional a su participación accionaria, así como también se puede considerar el derecho que tienen los socios de ocupar cargos en la administración o vigilancia de la empresa.

Relacion entre socios de una empresa

Relaciones entre socios

Por último, es muy importante destacar que más allá de la enumeración de funciones de administración y/o vigilancia que se hagan en el documento constitutivo de la empresa, las relaciones entre los socios deben ser para bien del funcionamiento del negocio, expresamente convenidas entre éstos, sin dejar lugar a vacíos que puedan entorpecer en un momento dado el normal funcionamiento de la empresa.

Llevar estos acuerdos aun documento privado es lo aconsejable. Este documento se conoce en doctrina como “Pacto de Socios”, y no es más que la declaración de las partes en calidad de socios de una empresa, en la cual se regulan las condiciones de resolución de conflictos y tratamiento de situaciones que pudiesen afectar el funcionamiento de la empresa.

Es una previsión de primera importancia que depende de la autonomía de las partes en todo momento, autonomía ésta respetada por la legislación comercial. Más que una previsión, es una prioridad saber cuidar las relaciones de tu emprendimiento: los socios de tu empresa, sus deberes, sus derechos y el buen funcionamiento de la empresa para el éxito de tu emprendimiento.

¡Déjanos tu opinión!